En este momento estás viendo Evitar la sarna humana: 4 claves para no contagiarse

Evitar la sarna humana: 4 claves para no contagiarse

Por la medicina moderna, no es tan difícil tratar con un brote de sarna humana, aunque esto no quita lo problemático que puede ser para tu estilo de vida, tardando varias semanas en curarse por completo, y traer problemas a la hora de entrar en contacto con tus amigos y familiares. Por suerte, a pesar de ser bastante contagiosa, existen varios métodos eficaces para evitar un contagio.

¿Cómo prevenir la sarna humana?

El contagio de la sarna se lleva a cabo mediante el contacto directo de piel con piel, aunque es cierto que también puede darse de forma indirecta al utilizar o tocar una prenda que haya entrado en contacto una persona en menos de 24 horas. Sabiendo esto, es más fácil saber los métodos para prevenir sarna humana que son más efectivos. A continuación, hablaremos de las mejores tácticas para esto:

Jabón contra la sarna humana

El azúfre es un mineral que sirve para mejorar la circulación, aumentar la producción de colágeno que elastiza la piel, y disminuye la inflamación del cuerpo. Así que si estás buscando un buen jabón sarna humana con estos componentes, las opciones más recomendadas pueden ser el Asepxia o el Dermaclin.

Usar este tipo de jabón cada vez que te vayas, aplicándolo suavemente sobre la piel húmeda, es algo que sirve para prevenir la aparición de la sarna, e incluso puede ayudar a eliminar más rápidamente los ácaros del cuerpo en caso de que hayan infestado tu cuerpo, si usas el jabón especial en conjunto con alguna crema especial.

Vinagre para evitar el contagio

El vinagre de manzana, si bien, no es algo que sirva para curar sarna humana completamente, pero si cuenta con distintas propiedades que sirven para tratar con enfermedades cutáneas cómo la sarna.

Gracias a su composición rica en ácidos, el vinagre cuenta con un efecto bactericida que neutraliza la presencia de bacterias que pueden acumularse en la piel aparte de los ácaros, además de ayudar a regular los niveles de pH de la piel y aliviar síntomas de la sarna cómo la comezón, dólares en las zonas infectadas y la inflamación.

Incluso tiene propiedades antisépticas que sirven cómo desinfectante natural para limpiar las erupciones, y si ya ha sido infectado con la sarna, puede acelerar el proceso de cicatrización de las heridas causadas por la sarna.

Aceite de neem para alejar los ácaros

El neem es un aceite de orígen vegetal que suele emplearse, normalmente, para acabar con pulgas o garrapatas en los animales, aunque también cuenta con propiedades aptas para tratar enfermedades causadas por este tipo de plagas, cómo la sarna en humanos.

Usarlo es tan fácil cómo untar el aceite en la zona afectada y su alrededor para evitar que se propague, evitando dejarlo por más de 10 minutos, o de lo contrario podría dañarse la piel por lo fuerte que puede ser. También, se puede usar las hojas de neem para triturarlas en un ungüento que se eche por la zona afectada al mismo tiempo, o tomar pequeñas infusiones.

Sea cómo sea, la composición del neem ayuda al afectado a reducir la mayoría de síntomas causados por la sarna en su totalidad, y le da al afectado propiedades antibacterianas que reducen la probabilidad de infección del ácaro, e incluso puede servir para combatir el estrés y promover la salud en los riñones y el hígado.

Jugo de berro para eliminar toxinas

El berro es una planta que cuenta con una fuerte acción depurativa que sirve para eliminar las toxinas del cuerpo que se hayan acumulado en la sangre. Esto quiere decir que puede servir para acabar con síntomas de la sarna humana cómo la comezón en la piel o la inflamación.

Además, tiene un alto contenido de vitamina A, un micronutriente que ayuda a mantener la salud del cuerpo. Por lo que tomar el berro en jugos o tés sirve para aumentar las defensas del organismo y bajar las probabilidades de contagiarse de sarna.

¿Cómo curar la sarna humana rápido?

En el momento en que comiencen a aparecer los síntomas de la sarna, lo mejor siempre será acudir a un doctor inmediatamente que pueda otorgar un tratamiento directo para acabar con la enfermedad, aunque remedios cómo los que hemos mencionado no solo reducen las posibilidades de contagio sino que pueden disminuir el tiempo de sanación.

Ahora bien, no importa cómo se pega la sarna en una persona, o las condiciones del organismo, está siempre tardará varias semanas, e incluso meses, en curarse completamente. Por lo que será necesario tener cuidado durante el tratamiento para evitar extender los contagios, al mismo tiempo va mejorando.

La opción más efectiva para curar la sarna es por pastillas de Ivermectina que pueden acabar con la sarna en unas 5 semanas. No obstante, estas píldoras pueden ser bastante fuertes para mujeres en estado de embarazo, niños pequeños o personas con un sistema inmunitario débil, por lo cual se suele optar por alternativas más saludables cómo la crema de azufre o permetrina en crema.

Deja una respuesta